Por @Alvy — 6 de Diciembre de 2016

En Montreal (Canadá) son comunes las grandes nevadas en esta época y están preparados para ello. Pero se ve que cuando pillan medio por sorpresa a los conductores se producen escenas tan curiosas y casi «coreografiadas» como las de este vídeo, al que se ha añadido una muy relajante y oportuna banda sonora.

Al parecer la calle en cuesión es una cuesta algo empinada, hasta el punto de que no solo irrápido supone deslizarse cual patinador: es que incluso yendo despacio o hasta estando parado los coches sufren el efecto del bajo rozamiento y la ley de la gravedad. Y a un choque sigue un arrastre, otro choque… y así cual bolas de billar.

Lo mejor es que no solo son hilarantes las escenas de los choques de los mastodónticos autobuses arrasando con los automóviles más pequeños, también los hay de furgonetas y hasta coches de policía descarriados, por no hablar del «remate» de los autobuses contra autobuses. Lo mejor es la traca final que supone ver al vehículo quitanieves que también se utiliza para echar sal sobre el asfalto que sufre los mismos efectos del asfalto helado en carne propia.

Un lugar privilegiado para la «diversión» el que tenía quién grabó el vídeo. Si pone una webcam se forra.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 4 de Diciembre de 2016

Si quieres ser policía y apuntas mejor que un soldado imperial, contacta con el departamento de policía de Fort Worth.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 30 de Noviembre de 2016

Una tormenta en el Atlántico Norte poniendo a prueba a este piloto de la fuerza aérea danesa que trata de posar su Seahawk MH-60R sobre el helipuerto de un buque.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 29 de Noviembre de 2016

A partir del segundo 50 (0:50) el vídeo capta el momento en el cual un caza Sukhoi Su-27 ucraniano pasa muy cerca del suelo de la pista del base aérea; tan cerca que un tipo que anda por ahí viendo volar a sus compañeros tiene que tirarse al suelo para salvar el peinado. Vía The Aviationist.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 27 de Noviembre de 2016

El piloto Laurens Vanthoor gana el gran premio de Macau, del campeonato mundial de turismos, recorriendo los últimos metros son el coche patas arriba, deslizándose sobre el techo de su Audi R8 LMS — en una escena que bien podría estar sacada de un videojuego.

No es que Vanthoor cruzase la línea de meta sobre el techo de su coche, sino que el accidente puso fin a la carrera convirtiendo la vuelta anterior en la última, vuelta que lideraba Vanthoor. El piloto salió del vehículo por su propio pie y subió al podio — tal y como cuentan en This Is How You Win A Race Sliding Upside Down.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear